Resumen

El trastorno depresivo persistente, también denominado distimia, es una forma de depresión crónica, con síntomas menos severos pero que duran más que otras formas de depresión. Es un nuevo diagnóstico que combina dos diagnósticos anteriores: distimia y episodio depresivo mayor crónico. Debido a que los síntomas son menos agudos que el trastorno depresivo mayor, puede no ser notado durante algún tiempo.

Síntomas

  • Irritabilidad o estado de ánimo deprimido la mayoría del tiempo durante más de un año
  • Incapacidad para disfrutar y desempeñarse bien en las actividades de la vida cotidiana
  • Problemas conductuales
  • Deficiente desempeño en la escuela
  • Autoestima baja
  • Dificultad para interactuar con otros niños en situaciones sociales
  • Apetito deficiente o comer por demás
  • Problemas para dormir
  • Cansancio o falta de energía constantes
  • Desesperanza
  • Problemas para concentrarse
  • Dificultad para tomar decisiones

Tratamiento y pronóstico

El tratamiento para el trastorno depresivo persistente incluye medicamentos y psicoterapia. Se cree que una combinación de los dos es el tratamiento más eficaz. La psicoterapia incluye la terapia cognitiva conductual y la terapia interpersonal. Los medicamentos incluyen a los inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (SSRI) y a los inhibidores de recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRI, por sus siglas en inglés) y antidepresivos tricíclicos (TCA, por sus siglas en inglés).