Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Anorexia: Las últimas consideraciones sobre el tratamiento

Con un trastorno alimentario, trabajamos con el niño y la familia


El Dr. Eugene Beresin habla sobre el difícil pero gratificante camino hacia la recuperación de las jóvenes con trastornos alimentarios. El Dr. Beresin es director ejecutivo de The Clay Center for Young Healthy Minds en el Massachusetts General Hospital y profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard.

Transcipción:

¿Cómo tratar trastornos alimentarios?

Lo primero que debemos hacer en el tratamiento es ofrecer estabilidad médica para asegurar que su fisiología, corazón, órganos estén funcionando adecuadamente, y ayudarlos a ganar suficiente peso para que no mueran. Debemos mantenerlos a salvo.

Una forma de tratamiento es la hospitalización, y hay criterios para determinar si el niño necesita ir al hospital. En gran medida está determinado por su peso, por lo que llamamos sus signos vitales, pulso, ritmo cardíaco y química sanguínea. Una vez que aseguremos la estabilidad médica, podemos pasar a otras formas de tratamiento que son psicológicas y sociales.

Estas niñas están obsesionadas con el peso y la delgadez, pero en realidad tienen muchas dificultades en términos de su percepción de sí mismas, su relación con los miembros de su familia, con compañeras y su sentido de autoestima, que generalmente es muy bajo, aunque la mayoría son muy, muy brillantes, talentosas, creativas y de alto rendimiento. Cuando las ves desde afuera, parece que todo está perfecto.

La terapia familiar es crucial en los trastornos alimentarios. Les diré primero, sin embargo, que estos son los padres más amorosos, responsables, leales y devotos del mundo. He atendido a muchos de ellos.

El problema es que hay procesos que van más allá del reconocimiento de nadie. Por ejemplo, la atención en la delgadez el perfeccionismo, la imagen, el énfasis en deportes que controlan el peso, cómo la gimnasia, el ballet, el patinaje artístico, los maratones, aunque parezca que están bien, y en muchas familias, están bien, pueden afectar a una chica que tiene un trastorno alimentario, y la terapia familiar tiene que examinar los valores, los ideales que la familia promueve pero también ver sus relaciones, porque puede haber relaciones ya sea entre los padres o entre uno de ellos y la hija que no son saludables y deben ponerse en perspectiva.

El ideal de la terapia familiar es quitar la presión la niña como paciente identificada, como es, y que la familia lo vea como un sistema, es nuestro problema. Una vez lo aceptan, y se consideran parte del problema y de la solución, entonces estamos avanzando. Como me dijo una chica recuperada de anorexia, lo que aprendimos de la terapia familiar es que todos y nadie tenía la culpa.