Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Deberían los padres obligar a los niños con depresión a hacer las cosas que no quieren hacer?

Respuesta de Jill Emanuele, PhD

Q Mi hija es una persona brillante con un alto académico alto que está tomando cursos avanzados. Es muy exigente consigo misma y le han diagnosticado con trastorno depresivo mayor. Está en tratamiento tomando medicamentos y viendo a un terapeuta. Incluso con todo el apoyo de nosotros (sus padres), su escuela y los profesionales de la medicina, ella todavía no se siente como si la estuviera ayudando. Hoy, de hecho, casi se negó a ir a la escuela. Como ya ha faltado tanto a la escuela, tuve que decirle una mentira piadosa y decirle que se le acabaron los días que podía faltar a la escuela. Mi pregunta es: ¿recomienda usted que se obligue a los niños con depresión a hacer cosas que no quieren hacer? ¿Se les debería permitir quedarse en casa y descansar el día en el que están teniendo su crisis o recomienda lo que yo hice: hacer lo que sea necesario para que lleguen a donde tienen que estar?

Cuando un niño está luchando con un trastorno depresivo mayor, es estresante y molesto, no sólo para la persona afectada, sino también para los miembros de su familia. Me puedo imaginar lo difícil que es esto para todos ustedes. Es muy bueno que ya hayan logrado que su hija esté en tratamiento, lo cual es un gran paso para lidiar con la depresión.

Las personas con depresión muestran una serie de síntomas preocupantes, incluyendo un estado de ánimo triste, falta de energía, mala concentración y baja motivación. Por eso, no es raro que los niños con depresión no quieran ir a la escuela. No recomendamos “forzar” a los niños a hacer cosas que no quieren hacer. Dicho esto, alentamos enérgicamente y de manera constante a los niños con depresión a ir a la escuela todos los días, a pesar de lo mal que se sientan, porque sabemos que cuando una persona con depresión se mantiene activa, realmente puede ayudar a mejorar su estado de ánimo o, al menos, evitar que siga bajando. En cambio, si un niño con depresión evita sus actividades regulares, incluyendo la escuela, esto puede contribuir a que la depresión aumente considerablemente.

Tomando en cuenta su situación particular, cuando su hija sufra un “colapso” en medio de la lucha contra su trastorno, es particularmente importante que ella siga asistiendo a la escuela, ya que no querrá enseñarle que cuando tenga una crisis se le permitirá quedarse en casa y no ir a la escuela. Así que, en general, sin conocer los detalles de su situación específica, hizo lo correcto al hacerla ir. Además, parte del trabajo en el tratamiento es aprender sobre lo que ayuda a combatir la depresión y construir un diálogo honesto entre usted y su hija para que no sienta que tiene que contarle mentiras piadosas para que haga lo que necesite.

Para ayudar a combatir la depresión, trate de animar a su hija a mantenerse activa en general. No tiene necesariamente que ser activa físicamente, pero cualquier cosa que estimule su mente o su interés es algo bueno. Involucrarse con ella en una discusión o un juego, por ejemplo, puede ser útil. Queremos impedir que los niños con depresión se queden en la cama y no hagan nada o miren una pantalla durante horas. Esto se llama “activación conductual” y es en realidad una de las partes del tratamiento para la depresión. Así que recuérdele a su hija que permanecer activa es una forma de combatir la depresión, y que usted la está apoyando de todas las maneras posibles.

Sin conocer los detalles de los síntomas de su hija, también quiero señalar que, cuando escucho que los niños mantienen un promedio tan alto durante el transcurso de la depresión, me pregunto si también pueden estar luchando contra la ansiedad. La ansiedad a menudo coexiste con la depresión y a veces, incluso, puede ser el desencadenante de la misma. Si su hija está luchando con una ansiedad que no se está siendo tratada, eso podría ser una de las razones por las que no está mejorando. Si todavía no se ha hecho una evaluación diagnóstica completa, es posible que usted quiera programar una cita para ver si también está teniendo problemas con la ansiedad.

Por último, la terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés) es el tratamiento basado en evidencia recomendad para los adolescentes que presentan tanto depresión como ansiedad, así que esperemos que su hija participe en la TCC, así como en la activación conductual con su terapeuta.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]