Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

En pocas palabras: ¿Qué es la enuresis?

Conozca más sobre la enuresis y opciones de tratamiento para niños.

La enuresis es un trastorno que se caracteriza por la micción repetida en la cama o ropas de un niño, ya sea de noche o de día. Se diagnostica solamente en niños de 5 años en adelante. La incontinencia es por lo general involuntaria, sin embargo algunas veces es voluntaria.

Algunos niños con enuresis pueden no darse cuenta de que necesitan ir a baño o podrían darse cuenta pero se distraen y se olvidan de ir al baño hasta que es demasiado tarde. Si bien la mayoría de los niños superan la enuresis antes de la adolescencia, el trastorno les puede causar gran vergüenza y puede crear frustración y tensión en la familia. La incontinencia por la noche es más común entre los niños y la incontinencia durante el día es más común en las niñas.

Síntomas

  • Incontinencia urinaria en forma regular, especialmente si es un nueva conducta
  • Incontinencia de noche, durante el día, o ambas
  • Podría ser involuntaria o intencional
  • Los niños con este trastorno con frecuencia tienen el sueño muy profundo
  • Crea problemas para el niño en la escuela, el hogar y/o entornos sociales

Tratamiento

La mayoría de los casos de enuresis son tratados con terapia conductual, aunque en algunos casos se podrían recetar medicamento.

Psicoterapéutico: Las alarmas de humedad (sensores que detectan humedad y despiertan a un niño cada vez que comienza a mojar la cama) han demostrado ser sumamente eficaces para tratar la enuresis, aunque pueden tardar varias semanas para mostrar eficacia. Otras opciones incluyen limitar la ingesta de líquido y cafeína de noche, alentar a que los niños orinen frecuentemente y gratificarlos por cada noche “seca”.

Farmacológico: Existen algunas opciones médicas para tratar la enuresis, pero solo funcionan durante un corto plazo. Cuando el niño deja de tomar el medicamento, volverá a mojar la cama. La desmopresina causa menos producción de orina por la noche. Si un niño tiene una vejiga pequeña, otra opción sería Ditropan (oxybutynin) o Levsin (sulfato de hyoscyamine), que aumenta la capacidad de la vejiga y reduce contracciones de la misma.