Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mi hija de 5 años se enoja mucho si no hace algo bien. ¿Qué debo hacer?

Answered by Vasco Lopes, PsyD

Q Mi hija tiene 5 años y se pone furiosa de repente. Siempre se ha frustrado fácilmente, pero ahora se está poniendo más violenta y me está asustando. Por ejemplo, si no lee bien una letra, grita, me culpa, tira cosas y no se queda en su habitación cuando la castigo. Es muy dulce otras veces, y no es previsible lo que la hará enojar. Vi a un psicólogo que sugirió la modificación del comportamiento, es decir, ignorar este comportamiento e incrementar la atención sobre el buen comportamiento. Esto no funcionó y está empeorando. ¿Debemos ver a un neurólogo? ¿Psicólogo? Yo creo que necesita hablar con alguien y con frecuencia. No sé por dónde empezar y me preocupa que empiece a ir al kínder.

Lo que me llama la atención de la ira de su hija es el detonante. Perder el control si no recibe una carta correctamente sugiere algún tipo de ansiedad de desempeño o perfeccionismo rígido, ambos son signos de ansiedad subyacente. Es importante que un psicólogo o psiquiatra infantil evalúe a su hija para detectar un trastorno de ansiedad subyacente, ya que esto puede fácilmente estar causando sus intensos arrebatos. Entender la causa subyacente de los berrinches de su hija será muy importante, ya que nos dirá qué tratamiento específico necesita.

Ignorar los comportamientos de berrinches, y poner a los niños en timeouts, son habilidades comunes en la capacitación de los padres que son efectivas para corregir los berrinches en las situaciones en las que los niños no quieren obedecer (como cuando empiezan a hacer los deberes). Dado que las rabietas de su hija parecen ser causadas por la ansiedad, y no por el desafío en sí, no me sorprende escuchar que las habilidades de capacitación de los padres no han mejorado los ataques de su hija, ya que no abordan su problema subyacente.

Si una evaluación diagnóstica confirma que su hija tiene un trastorno de ansiedad, el mejor tratamiento para los niños es una forma de terapia conductual llamada “exposición con prevención de respuesta”. Esto implica exponerla a los factores estresantes que desencadenan su ansiedad de manera muy gradual en un ambiente seguro hasta que aprenda a tolerarlos sin exhibir arranques de ira. Este tratamiento funciona mejor si los padres también están capacitados, como entrenadores.

Si la ansiedad no es tratada, puede seguir empeorando, especialmente cuando vaya a la escuela, y se encontrará con desencadenantes que provocan ansiedad con mucha más frecuencia.

[cjtoolbox Name=”signup-inline-es”]