Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Mutismo selectivo: Cómo ayudar a los niños a encontrar su voz

Los tratamientos y los resultados de los niños con mutismo selectivo


La directora del Servicio de Mutismo Selectivo del Child Mind Institute, la doctora Rachel Busman, PsyD, habla sobre el MS, a partir de cómo este trastorno de ansiedad afecta a las vidas de los jóvenes hasta los tratamientos más eficaces.

Transcripción del video:

Mutismo Selectivo: Información básica, errores comunes y tratamiento

Los padres y profesionales siempre se preguntan qué es el mutismo selectivo. El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad que provoca que niños, que comúnmente son parlanchines en casa, se queden callados en lugares como la escuela, en la iglesia o el templo, en el área de juegos y cuando ordenan helado.

Se considera un trastorno de ansiedad y no una negación a hablar, lo cual es un mito que algunas personas creen sobre el mutismo selectivo. Lo que quiero decir es que un niño que tiene mutismo selectivo no se niega a hablar sino que realmente no puede hablar en estas situaciones.

Los padres podrían comenzar a notar síntomas cuando sus hijos tienen tres o cuatro mientras comienzan a ir a jugar con amigos o al ir al parque y notan que su niño puede estar demasiado inhibido o es demasiado tímido. También sabemos que cuando los niños entran a la escuela, aquí es cuando escuchamos las quejas de los maestros que un niño realmente no puede hablar en ese ambiente pedir ayuda, o pedir usar el baño y otras cosas parecidas.

Las personas comúnmente se preguntan ¿qué tan común es el mutismo selectivo? Nuestra mejor estimación es que uno en 140 niños, edades tres a ocho tienen mutismo selectivo. Cuando comparamos esto con uno de cada 20 niños que tienen TDAH puede parecer que el mutismo selectivo es extremadamente raro. Y mientras que ciertamente es menos frecuente, es extremadamente debilitante. Puesto que el niño tiene que ir a la escuela todos los días e interactuar con sus amigos. Y cuando no pueden hablar, no sólo se están perdiendo oportunidades de conectar con los demás sino que no pueden alcanzar metas importantes ni pedir ayuda cuando es necesario.

Las buenas noticias son que hay tratamientos excelentes con base en evidencia para niños con mutismo selectivo. Estoy incluye un programa de intervención de comportamiento robusto que ayude a los niños a aprender habilidades para enfrentar a personas, lugares y situaciones donde antes no hablaban. Éstas metas incluyen incrementar las verbalizaciones y ayudar a los niños a flexionar su musculatura para que puedan hablar en una gran variedad de contextos. Un buen tratamiento debería de involucrar a padres y deberían de enseñarles a ellos las mismas habilidades para que puedan apoyar a sus hijos cuando no están en una sesión. Esto incluye darle a los padres las habilidades de ayudar a los niños hablar valientemente en situaciones como la escuela, en la heladería o en la biblioteca.

Aquí en el Child Mind Institute brindamos un servicio de mutismo selectivo robustos que ofrece una evaluación y diagnóstico completo y nos permite observar a su hijo. Ofrecemos tratamientos individuales Y también muchas opciones de tratamiento para familias que viven fuera de la ciudad ya sea en California o en Inglaterra. También ofrecemos el Brave Buddies Program que es un programa de clase análoga intensiva que se ofrece varias veces al año. Visítenos en childmind.org para obtener más información.