Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo?

El trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo es un trastorno de salud mental en el que los niños están enojados la mayor parte del tiempo y tienen rabietas frecuentes como reacción a cosas que parecen insignificantes. Los niños con TDDEA no pueden controlar sus sentimientos como otros niños de su edad.

¿Cuáles son las señales del trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo?

Las señales del TDDEA son:

  • Rabietas severas que en promedio ocurren tres o más veces a la semana.
  • Estado de ánimo enojado o irritable entre las rabietas.
  • Ser incapaz de controlar emociones extremas.

Los síntomas del TDDEA suelen aparecer antes de los 10 años.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo?

El TDDEA se diagnostica cuando un niño tiene rabietas tres o más veces a la semana en promedio, junto con un estado de ánimo de enojo entre las rabietas. Estos síntomas deben haber estado presentes al menos durante un año, y cualquier interrupción de los síntomas no debe superar los tres meses. Los síntomas deben mostrarse cuando el niño está con su familia, amigos y maestros, y no en una sola situación.

El TDDEA suele aparecer antes de los diez años. No se diagnostica antes de los seis años porque los berrinches son normales en los niños pequeños.

¿Cómo se trata el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo?

El objetivo del tratamiento del TDDEA es ayudar a los niños a aprender a controlar sus emociones y dejar de tener rabietas. El tratamiento incluye terapia conductual y, a veces, medicación.

Se ha comprobado que una combinación de terapia dialéctico-conductual para niños (DBT-C) y capacitación en el manejo del comportamiento para padres es muy útil en el tratamiento del TDDEA.

En la DBT-C, el terapeuta no le dice al niño que no debe tener sentimientos de ira. En su lugar, ayuda al niño a adquirir habilidades para calmarse a sí mismo cuando sus emociones estén fuera de control. Los padres también aprenden estas habilidades para poder ayudar a su hijo y practicar ellos mismos cómo mantener la calma.

En la capacitación para el manejo del comportamiento, los padres aprenden cómo recompensar a los niños por su buen comportamiento en lugar de poner atención a su mal comportamiento.

Cuando la terapia no es una opción o cuando no está funcionando por sí sola, a veces se prescriben medicamentos para ayudar al niño a controlar sus emociones. Los antidepresivos y los estimulantes son los medicamentos más comunes para el TDDEA.

¿Cuáles son los riesgos de desarrollar otros trastornos?

El TDDEA es diferente de otros trastornos que podrían parecer similares, como el trastorno bipolar, el trastorno del espectro autista y el trastorno negativista desafiante. Pero los niños con TDDEA pueden tener al mismo tiempo otros trastornos, como TDAH, depresión y ansiedad.

Los niños con TDDEA también tienen más probabilidades de desarrollar depresión o ansiedad graves en la edad adulta.