Los niños con trastorno de ansiedad por separación experimentan un sufrimiento extremo cuando se separan de sus padres o de las personas que los cuidan. Además de sentir miedo por la separación misma, los niños con ansiedad por separación a veces se preocupan de que algo horrible les pasará a ellos o a los miembros de la familia cuando están separados. El trastorno es más común en niños de edad preescolar y niños en la escuela primaria. Este trastorno es completamente tratable.

Síntomas:

  • Miedo intenso de ser separado de padres o cuidadores
  • Dolores de estómago, de cabeza y mareos
  • Poca disposición para alejarse del lado de los padres, incluso en el hogar
  • Pesadillas sobre separación
  • Conducta desafiante al enfrentar la separación

Tratamiento:

El tratamiento de primera línea es la terapia conductual. Para casos más graves, y para niños que no responden bien a la terapia, se podría sugerir un tratamiento con medicación.

Psicoterapia. El tratamiento para el trastorno de ansiedad por separación por lo general incluye la terapia cognitiva conductual, la cual ayuda a los niños a manejar sus miedos. Esto podría incluir entrenamiento para la relajación, intervención de afrontamiento y terapia de exposición.

Debido a que los padres podrían estar reforzando la ansiedad involuntariamente al tranquilizar a los niños ansiosos, el tratamiento podría incluir entrenamiento de los padres para que aprendan cómo responder a la ansiedad del niño.

Medicamento. Los SSRI, o inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina, han demostrado ser exitosos para tratar el trastorno de ansiedad por separación. Los medicamentos contra la ansiedad como las benzodiazepinas también son eficaces, aunque podrían crear hábito.

Lea más sobre la ansiedad por separación