Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Qué es el trastorno de ansiedad por separación?

El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno de salud mental que hace que los niños se angustien demasiado cuando se separan de sus padres o cuidadores. Les preocupa que algo malo les ocurra a sus padres durante la separación. Es normal que los niños pequeños sientan un poco de inquietud al separarse, pero este tipo de ansiedad es más extrema. Con el trastorno de ansiedad por separación, el miedo y la ansiedad se interponen en la vida normal, por ejemplo, al ir a la escuela o en las reuniones de juego con otros niños.

Los síntomas del trastorno de ansiedad por separación suelen aparecer durante el preescolar y en los primeros años de la escuela primaria. En raras ocasiones podría aparecer más tarde, como cuando un niño comienza middle school.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno de ansiedad por separación?

La ansiedad que sienten los niños con trastorno de ansiedad por separación es mucho mayor que lo que se consideraría normal para su edad.

Las señales de que un niño puede tener un trastorno de ansiedad por separación incluyen:

  • Tener dificultades para despedirse de los padres
  • Tener miedo de que le ocurra algo malo a un miembro de la familia durante la separación
  • Berrinches cuando tengan que dejar a sus padres o cuidadores
  • Una necesidad abrumadora de saber dónde están los padres y de estar en contacto con ellos por teléfono o por mensajes de texto
  • Seguir constantemente a uno de los padres por toda la casa
  • Tener pesadillas en las que les ocurren cosas malas a los miembros de la familia
  • Síntomas físicos como dolores de estómago, de cabeza y mareos
  • No querer ir a la escuela o a las reuniones de juego con otros niños

Los niños más pequeños se ponen nerviosos en el momento de la separación. Los niños mayores se ponen ansiosos cada vez que piensan que se avecina una separación.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de ansiedad por separación?

Para diagnosticar la ansiedad por separación es necesario que el nivel de ansiedad del niño al separarse de los padres o cuidadores supere el nivel que se considera normal para su edad. Los síntomas tienen que manifestarse la mayor parte del tiempo durante al menos cuatro semanas y causar problemas graves en la vida diaria del niño.

¿Cómo se trata el trastorno de ansiedad por separación?

El tratamiento del trastorno de ansiedad por separación suele incluir una terapia cognitivo-conductual, o TCC. Este es un tratamiento que ayuda a los niños a aprender a entender y manejar sus miedos. También puede utilizarse la terapia de exposición, una forma especializada de TCC. La terapia de exposición consiste en exponer cuidadosamente a los niños a la separación en pequeñas dosis. Esto puede ayudarlos a sentirse menos ansiosos con el tiempo.

Cuando la terapia no es suficiente, se le puede recetar un medicamento al niño para disminuir sus síntomas y ayudar a que la terapia sea más eficaz. El fármaco más común para tratar el trastorno de ansiedad por separación es un medicamento antidepresivo llamado ISRS. Ocasionalmente se utilizan medicamentos ansiolíticos, pero pueden crear hábito.