En este momento, es más importante que nunca que los estudiantes del idioma inglés (ELL, por sus siglas en inglés) obtengan buenos servicios de sus escuelas. La mayoría de los estudiantes deberán participar en el aprendizaje a distancia al menos una parte del tiempo. Los horarios escolares podrían cambiar varias veces este año. Con tantas cosas que podrían obstaculizar el aprendizaje, los estudiantes del idioma inglés necesitan mucho apoyo.

Para que eso suceda, los padres de los ELL deben presionar a las escuelas para que brinden los servicios necesarios. “Siempre son los padres los que mueven montañas”, dice Claudia Rinaldi, PhD, profesora de educación galardonada con la cátedra Joan Weiler Arnow 49 en Lasell University y experta en educación especial bilingüe. Además, es más fácil planificar para el éxito al comienzo del año escolar, antes de que las cosas se desvíen.

Si usted es padre o madre de un ELL, estas son las preguntas que debe hacerle a la escuela de su hijo lo antes posible. Si no está seguro a quién preguntar, comience por hablar con el psicólogo de la escuela, el maestro de ESL (inglés como segundo idioma) o el maestro de educación especial.

1. ¿Cómo va a ser evaluado a mi hijo?

Todos los estudiantes ELL deben ser evaluados para determinar el dominio del idioma. En condiciones “normales”, estas pruebas se deberían llevar a cabo en persona. Pero ahora podría ser que se realicen en línea, lo que puede ser un desafío para maestros y administradores. Retrasos en las pruebas, o pruebas que no miden con precisión las habilidades de su hijo, pueden obstaculizar que el estudiante reciba los servicios que necesita para aprender.

La Dra. Rinaldi dice que usted debe solicitar que su hijo sea evaluado lo antes posible. Puede hacer preguntas como estas a un representante de la escuela:

  • ¿Para qué fecha está programada la evaluación de lenguaje de mi hijo?
  • ¿Es posible tener la evaluación antes?
  • ¿Puede priorizar a mi hijo para una primera prueba?

Si su hijo tiene una discapacidad del aprendizaje, asegúrese de que los maestros y el psicólogo académico de su hijo también lo sepan. Es especialmente importante que se evalúe a los ELL que tienen discapacidades del aprendizaje.

El otro problema es que las evaluaciones en línea pueden no medir con precisión las habilidades de los niños. “Es posible que los maestros no sepan cómo hacer sus evaluaciones habituales en línea”, dice la Dra. Rinaldi. “Pero las evaluaciones no tienen por qué ser pruebas estandarizadas. Tú puedes hacer una prueba de lenguaje oral informal y llegar a la misma conclusión”.

Si le preocupa que la evaluación de su hijo no sea precisa, pregunte al maestro de ESL o a otro representante de la escuela sobre el uso de diferentes métodos:

  • ¿Cómo funciona la evaluación en línea?
  • ¿Puede hacer una evaluación informal?
  • ¿Puedo enviarles una grabación de mi hijo hablando?

2. ¿Cómo accederá mi estudiante al plan de estudios general?

Las reglas exactas varían dependiendo del estado, pero todos los estudiantes ELL deben tener acceso a un plan de estudios general en el aula, y no solo a su plan de estudios de ESL. Con el aprendizaje remoto, existe el riesgo de que el maestro de ESL y el maestro del salón de educación general no trabajen juntos de manera efectiva.

Los estudiantes ELL podrían terminar quedándose fuera del salón general o podrían perder los apoyos de ESL. “Ninguno de estos dos escenarios es bueno”, dice la Dra. Rinaldi. “Los estudiantes necesitan ambos”. A veces, los estudiantes incluso terminan teniendo que aprender dos conjuntos diferentes de material porque el plan de estudios de ESL no coincide con el plan de estudios general.

Para asegurarse de que su hijo tenga acceso al plan de estudios completo y a todos los apoyos necesarios de ESL, intente preguntar:

  • ¿Cómo se proporcionará el apoyo de ESL para que mi hijo pueda acceder al plan de estudios general?
  • ¿Cómo trabajará el maestro del salón de educación general en conjunto con el maestro de ESL?
  • ¿Cómo se asegurará la escuela de que mi hijo no tenga que aprender más de un plan de estudios?

Suscríbase al boletín semanal.

3. ¿Cómo puedo obtener información sobre el aprendizaje de mi hijo?

A medida que avanza el año escolar, es importante saber cómo va el aprendizaje de su hijo. Esto es especialmente cierto si el estudiante tiene una discapacidad del aprendizaje, ya que es más probable que los niños con discapacidades del aprendizaje pierdan habilidades durante la educación a distancia. De esa manera, si nota alguna señal que indique un problema, puede solicitar más apoyo.

Es importante estar conectado con los maestros para obtener esta información, especialmente durante el aprendizaje remoto. “Si esperamos hasta que el estudiante falle y luego pedimos apoyo, ya es demasiado tarde”, dice la Dra. Rinaldi. En su lugar, busque formas de establecer esta conexión con los maestros y consejeros a principios del otoño. Usted puede preguntar:

  • ¿Podemos programar reuniones semanales con el maestro de ESL y un intérprete para asegurarnos de que mi hijo no se quede atrás?
  • ¿Puedo observar la clase en línea de mi hijo una vez a la semana?
  • ¿Puede el maestro de ESL enviarme actualizaciones periódicas sobre cómo se compara el aprendizaje de mi hijo con el de sus compañeros?
  • ¿Qué puedo hacer en casa para verificar el aprendizaje de mi hijo?

4. ¿Qué debo hacer si me preocupa el aprendizaje de mi hijo?

Los desafíos pueden surgir en cualquier momento. Si lo hacen, es útil tener un plan listo. Antes de que algo salga mal, averigüe de qué manera puede ayudar la escuela.

“Ahora que realmente está viendo a su hijo aprender en casa, es posible que note cosas sobre su aprendizaje que no había notado antes”, dice la Dr. Rinaldi. “Es importante saber qué hacer si nota algo que podría ser un problema”.

Haga ahora estas preguntas al maestro de ESL, al psicólogo escolar o al maestro de educación especial para que tenga herramientas para ayudar a su hijo más adelante:

  • ¿Con quién debo hablar si estoy preocupado por el aprendizaje de mi hijo? ¿Cuál es la mejor manera de contactar a esa persona o personas?
  • ¿Cómo puedo demostrar que mi hijo podría tener problemas de aprendizaje? ¿Puedo enviar fotografías de tareas o grabaciones de mi hijo hablando?
  • ¿Qué servicios estarán disponibles si mi hijo tiene dificultades? ¿Ofrece la escuela tutoría adicional de ESL?

Mantenga la conversación abierta

Estas preguntas son solo un punto de partida. Es posible que surjan otras preguntas o inquietudes a medida que avanza el año escolar, ¡y eso está bien! Hablar abiertamente con la escuela de su hijo puede resultar incómodo o agresivo si no está acostumbrado a hacerlo, pero es importante hacerlo de todos modos.

“En la cultura estadounidense, es común que la escuela sepa lo que su hijo necesita”, dice la Dra. Rinaldi. Al comunicarse con la escuela y los maestros ahora, está preparando a su hijo para un año de aprendizaje más feliz y menos estresante.

Lea más artículos sobre el regreso a clases aquí.