Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

¿Los niños con Tourette también suelen tener otros trastornos?

La Dra. Barbara Coffey habla sobre la comorbilidad del TOC y el TDAH


El síndrome de Tourette suele diagnosticarse junto con otros trastornos “comórbidos”, la mayoría de las veces el trastorno obsesivo-compulsivo o TOC (OCD, por sus siglas en inglés) y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o  TDAH (ADHD, por sus siglas en inglés). La Dra. Barbara Coffey, del Mount Sinai Medical Center, habla sobre cómo el tratamiento efectivo de estos otros trastornos puede a veces tener un efecto profundo en los síntomas del síndrome de Tourette y en el futuro del niño.

También pueden ver su charla sobre tratamientos específicos para el Tourette y el TDAH aquí, y su enfoque sobre el TOC y el Tourette aquí.

Transcripción del video:

 ¿Los niños con Tourette tienen además otros trastornos?

Ahora que reconocemos que quizás el 80% de los niños con diagnóstico de Tourette tendrán una condición comórbida o concurrente, queremos asegurarnos de que estamos buscando esas condiciones en la evaluación de cualquier paciente nuevo que tenga el Tourette.

Se ha establecido en el mundo clínico y en la comunidad que hay una alta co-ocurrencia o comorbilidad. Las condiciones más comunes son el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y el trastorno obsesivo-compulsivo. También hay otros, como trastornos del estado de ánimo, otros tipos de trastornos de ansiedad y del aprendizaje: una gran cantidad de posibles condiciones co-ocurrentes.

La razón por la que es importante identificarlas temprano es que tienen un curso de desarrollo o trayectoria diferente a lo largo del tiempo. Y su presencia influirá definitivamente en el tipo de tratamiento que podríamos recomendar para el niño. Por ejemplo, si el niño tiene TDAH, no se puede pensar solo en qué hacer con los tics, sino también en cómo ayudará el tratamiento para los tics con el TDAH. Y viceversa. Si tratamos el TDAH, ¿cómo influirá eso en los tics? Y lo mismo aplica para otros trastornos coexistentes.

Es también importante entender, en el desarrollo futuro del niño con Tourette, que es bastante probable que los tics mejoren en la adolescencia temprana, justo cuando la pubertad esté comenzando. Pero a menudo, los problemas coexistentes, en especial el THDA y el TOC, suelen continuar. Son muy tratables. Hay mucho que podemos hacer. Pero es bueno tener cierta ventaja en eso cuando vemos por primera vez a los niños para poder anticipar cuáles serán las necesidades en el futuro. Y por ejemplo, nuestros tratamientos básicos son tratamientos de comportamiento y medicación. Pero también trabajamos con la escuela, y pensamos en el futuro, en la escuela media, cuáles serán las necesidades entonces, para poder actuar rápido, para que la intervención se enfoque en eso cuando comencemos el tratamiento.