Guía básica sobre el trastorno de ansiedad por separación

En esta guía aprenderá las señales y síntomas del trastorno de ansiedad por separación, así como la forma en la que se diagnostica y se trata.

Ansiedad por Separación: ¿Qué es?

Los niños que tienen el trastorno de ansiedad por separación experimentan una angustia extrema cuando se separan de sus padres o cuidadores. Es normal que haya cierta dificultad para separarse durante la infancia temprana, pero se convierte en un trastorno si el miedo y la ansiedad interfieren con el comportamiento apropiado para la edad del niño.

Por lo general, los síntomas del trastorno de ansiedad por separación suelen ser evidentes en la etapa preescolar y en los primeros años de la escuela primaria, pero en casos poco frecuentes se vuelven problemáticos más adelante, en la adolescencia temprana.

Relacionado:

¿Qué es la ansiedad por separación?

Ansiedad por separación: A qué estar atento

Los niños que tienen el trastorno de ansiedad por separación experimentan una ansiedad extrema cuando son separados de un cuidador con el que están apegados. Aunque la ansiedad por separación puede ser propia del desarrollo de los niños pequeños, la ansiedad que experimentan los niños con el trastorno de ansiedad por separación es inusual para su edad y etapa de desarrollo.

Algunos de los síntomas que los padres pueden notar son

  • Dificultad para despedirse de los padres
  • Miedo de que algo malo le suceda a un miembro de la familia durante la separación
  • Berrinches ante la separación
  • La abrumadora necesidad de saber dónde están los padres, y estar en contacto con ellos por teléfono o mensajes de texto
  • Estar detrás de uno de los padres en la casa todo el tiempo
  • Pesadillas intensas sobre una tragedia familiar
  • Síntomas físicos en anticipación a la separación, como dolores de estómago, dolores de cabeza y mareos
  • Ausencias prolongadas de la escuela y la evitación de las citas de juego

Los niños más pequeños suelen estar ansiosos en el momento de la separación, mientras que los niños mayores desarrollan ansiedad con más anticipación.

Relacionado:

Ansiedad en el salón de clases

Ansiedad por separación: Factores de riesgo

El trastorno de ansiedad por separación puede ser desencadenado por el estrés, un trauma o cambios en el entorno, como el traslado a una nueva casa o escuela, o una muerte o un divorcio en la familia. Algunos niños también pueden estar genéticamente predispuestos a desarrollar el trastorno.

Relacionado:

Cómo evitar pasarle la ansiedad a sus hijos

Ansiedad por separación: Diagnóstico

Para el diagnóstico del trastorno de ansiedad por separación, el médico buscará signos de angustia por estar separado de los padres o cuidadores que sean excesivos para la edad del niño, y que le impidan participar en actividades apropiadas para su edad.

Para cumplir con los criterios de diagnóstico, los síntomas que el niño demuestre tienen que ser persistentes, durar por lo menos cuatro semanas y afectar su capacidad para funcionar en la escuela y con amigos.

Relacionado:

Por qué la ansiedad infantil suele pasar desapercibida (y sus consecuencias)

Ansiedad por separación: Tratamiento

El trastorno de ansiedad por separación es tratado con terapia conductual. En los casos más graves, los niños que no responden bien a la terapia podrían también beneficiarse de la medicación.

Psicoterapéutico: El tratamiento del trastorno de ansiedad por separación suele incluir terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés). Este tratamiento utiliza un enfoque que ayuda a los niños a aprender a entender y a controlar sus miedos. También puede utilizarse la terapia de exposición, una forma especializada de TCC. La terapia de exposición funciona mediante la exposición cuidadosa de los niños a la separación en dosis pequeñas y controladas, lo cual los ayuda a reducir su ansiedad a lo largo del tiempo. La TCC también enseña a los niños ciertas habilidades de afrontamiento que los ayudan a sobrellevar la ansiedad.

Debido a que los padres pueden, sin darse cuenta, reforzar la ansiedad cuando están consolando a niños ansiosos, el tratamiento también podría incluir la capacitación de los padres sobre cómo reaccionar ante los ataques de ansiedad de sus hijos. Algunos médicos recomiendan el control de contingencia, que es una forma de reforzar el comportamiento valiente a través de recompensas para los niños por cumplir con sus objetivos de tratamiento.

Farmacológico: Cuando la terapia no es suficiente para ayudar a un niño a controlar sus síntomas, se le puede recetar un medicamento para aliviar su angustia y hacer que la terapia sea más efectiva. Se ha demostrado que una variedad de medicamentos son eficaces para tratar el trastorno de ansiedad por separación. El medicamento de primera línea es uno de los ISRS, o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Los ansiolíticos típicos, o medicamentos contra la ansiedad, como las benzodiacepinas, también son eficaces, aunque pueden crear hábito.

Relacionado:

Qué hacer (y no hacer) cuando los niños están ansiosos

Ansiedad de separación: Riesgo de otros trastornos

Los niños con el trastorno de ansiedad por separación también pueden desarrollar un trastorno de ansiedad generalizado o una fobia específica. Más adelante en la vida, los niños con ansiedad por separación podrían desarrollar depresión, trastorno de pánico o trastorno de ansiedad social.