Medicamentos para niños en el espectro autista

No hay medicamentos para los síntomas del autismo. Pero los niños en el espectro pueden tomar medicamentos que tienen como objetivo frenar la agresión u otro comportamiento problemático o peligroso. Y los niños en el espectro pueden tomar medicamentos para otros trastornos que puedan tener, como la ansiedad, depresión o el TDAH. Cualquier médico que recete medicamentos debe hacerlo con cuidado, pero esto es particularmente importante para los niños que pueden tener múltiples diagnósticos.

Medicamentos para problemas de comportamiento

Risperdal es un medicamento muy utilizado para tratar a niños agresivos o excesivamente irritables. El Risperdal puede calmar con éxito a los niños con graves problemas de comportamiento, permitiéndoles funcionar en la escuela y con sus familias. La FDA lo ha aprobado para ese uso. Sin él, algunos niños requerirían tratamiento residencial.

Es importante saber que Risperdal tiene efectos secundarios que incluyen un aumento de peso sustancial y cambios metabólicos, neurológicos y hormonales que pueden ser dañinos. Sin un control efectivo por parte de un profesional, algunos niños experimentan daños irreversibles. A algunos expertos les preocupa que los niños estén siendo tratados con este medicamento en lugar de otros tratamientos, incluido el tratamiento del comportamiento, que podrían ser efectivos sin el riesgo de estos efectos secundarios.

Lea más sobre Risperdal aquí.

Medicamentos para el TDAH concurrente

A la mayoría de los niños con TDAH se les prescriben medicamentos estimulantes. Diferentes niños metabolizan los medicamentos de diferentes maneras, por lo que encontrar el tipo de estimulante y la dosis adecuada para su hijo puede llevar varias semanas. Otros niños pueden recibir medicamentos no estimulantes si no responden a los estimulantes o experimentan efectos secundarios preocupantes, incluso después de un ajuste cuidadoso de la dosis o del tipo de estimulante.

Medicamentos para la depresión concurrente

Los medicamentos que se recetan con más frecuencia para tratar la depresión son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS, que también se conocen como antidepresivos. Los médicos también pueden recetar un antidepresivo atípico.

Las personas que tienen problemas de depresión también se pueden beneficiar de la terapia para la depresión, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia dialéctico-conductual o la conciencia plena.

Medicamento para la ansiedad concurrente

Los medicamentos que se recetan con más frecuencia para tratar la ansiedad son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o ISRS. Las benzodiacepinas también se recetan en algunas ocasiones a niños extremadamente ansiosos, pero las personas pueden desarrollar una tolerancia a ellas, por lo que deben recetarse con cuidado.

La terapia conductual, como la terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés), se considera el mejor tratamiento para la ansiedad. Facing Your Fears es un tipo de TCC desarrollada para niños con autismo. Se pueden recetar medicamentos además de la terapia o para que los niños muy ansiosos se abran más a la terapia.