Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Sobre los Programas de educación individualizados (IEP)

Los niños pueden obtener un Programa de educación individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) si cumplen los requisitos de la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés), una ley federal que promete una “educación pública apropiada y gratuita” (FAPE, por sus siglas en inglés) a los niños diagnosticados con:

  • Autismo
  • Discapacidad auditiva o visual
  • Retraso en el desarrollo
  • Trastorno emocional (incluye muchos trastornos mentales)
  • Discapacidad intelectual
  • Discapacidad ortopédica
  • Otros impedimentos de salud
  • Discapacidad del aprendizaje específica
  • Trastorno de la comunicación
  • Lesión cerebral traumática

Los niños pueden ser elegibles a un IEP a través de su distrito escolar público local, incluso si asisten a una escuela privada.

Qué sucede en una reunión del IEP

El propósito de la reunión del IEP es la creación de un programa educativo que apoyará a su hijo en la escuela. La ley especifica que en esta reunión deben participar:

  • Usted
  • El maestro de su hijo
  • Un maestro de educación especial
  • Un representante del distrito escolar que conozca el plan de estudios y pueda ofrecer un IEP o lo pueda supervisar
  • Un psicólogo escolar o alguien que pueda explicar los resultados de la evaluación de su hijo
  • Su hijo (si procede)

También puede llevar a la reunión a un defensor. Por ejemplo, esa persona puede ser alguien que lo ayude a tomar notas, un especialista en aprendizaje privado o un abogado especializado en educación especial.

Durante la reunión, el equipo del IEP debe redactar una declaración sobre el rendimiento académico actual de su hijo y sus habilidades sociales, conductuales y motoras. A esto se le conoce como “Nivel actual de rendimiento” (PLOP) de su hijo, y debe basarse en información y observaciones suyas y de otros miembros del equipo del IEP. El PLOP servirá de referencia para llevar un control del progreso de su hijo.

A continuación, los miembros del equipo del IEP establecerán los objetivos que su hijo debe alcanzar en el próximo año. Estos objetivos deben estar claramente establecidos y ser específicos para su hijo. Para alcanzar esos objetivos, el equipo determinará qué servicios de educación especial o adaptaciones se le proporcionarán a su hijo. Un IEP puede incluir educadores especialmente capacitados, métodos de enseñanza especiales, adaptaciones como tiempo extra para los exámenes y cualquier otra cosa que se considere apropiada. Esta es una oportunidad para que usted haga muchas preguntas y comparta su propia experiencia sobre lo que ha ayudado y no ha ayudado a su hijo en el pasado, y lo que cree que sería útil ahora.

A continuación, el equipo del IEP redactará el plan. En la mayoría de las escuelas, los padres sólo tienen que firmar el primer IEP de su hijo. Si no está preparado para firmar el plan que han escrito en la escuela, o quiere más tiempo para pensarlo o consultar a alguien, como un especialista en aprendizaje privado, sepa que está en su derecho de pedir más tiempo.

Una vez que el IEP sea oficial, solicite una copia del plan.

Seguir participando después

Supervise si su hijo está recibiendo los servicios de educación especial y las adaptaciones a las que tiene derecho. Si cree que su hijo no está recibiendo los servicios que le corresponden, o que sus calificaciones están bajando o nota otros problemas, coméntelo con el equipo del IEP.

El IEP de su hijo debe revisarse y actualizarse cada año. Hable con los miembros del equipo del IEP a principios del año escolar para fijar la reunión de planificación del IEP para el nuevo año escolar.

Conozca más sobre los IEP, incluyendo cómo manejar los asuntos del IEP con la escuela en Understood.org.

Para cualquier pregunta legal, puede consultar el Centro de capacitación e información para padres (PTIC, por sus siglas en inglés) de su estado.