Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

En pocas palabras: ¿Qué es el mutismo selectivo?

Breve resumen de las señales y síntomas del mutismo selectivo y las opciones de tratamiento.

El mutismo selectivo (SM, por sus siglas en inglés) es un trastorno de ansiedad en el que un niño que, por lo general habla en casa, no puede hablar en otros entornos, como la escuela. Los padres suelen notar señales de mutismo selectivo cuando el niño tiene entre 3 o 4 años, y podrían pasar un año entero en el preescolar sin decir una palabra.

Síntomas

  • Hablar y socializar libremente en casa, pero no hablar nada o casi nada en la escuela o con desconocidos.
  • Quedarse “paralizados” de miedo o como “apagados” cuando no pueden hablar.
  • Algunos usan gestos, expresiones faciales y asienten con la cabeza para comunicarse; otros tienen dificultad para comunicarse, incluso de manera no verbal.

Tratamiento para el mutismo selectivo

El mutismo selectivo es tratado con terapia cognitivo-conductual. Debido a que la presión generalmente empeora el problema, el terapeuta trabaja gradual y sistemáticamente con el niño usando refuerzos positivos para aumentar su confianza, y lo ayuda a encontrar su voz en los entornos donde el niño tiene dificultad para hablar. El terapeuta también trabaja con los padres para enseñarles cómo aplicar estas técnicas en los entornos de la vida diaria del niño. Hay evidencia de que los tratamientos intensivos son más efectivos.

A algunos niños se les prescriben también medicamentos para la ansiedad si su mutismo selectivo es severo, o se les pueden recetar medicamentos adicionales si no logran una mejoría con la terapia conductual.