Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

Mi hermana adolescente tiene depresión y pensamientos suicidas. No quiere salir de casa. ¿Cómo puedo ayudarla?

Escrito por: Lauren Allerhand, PsyD

Experto clínico: Lauren Allerhand, PsyD

P Mi hermana tiene 16 años y ha sido diagnosticada con depresión, TOC y TDAH. Tiene pensamientos suicidas y anteriormente estuvo un tiempo en un hospital psiquiátrico por autolesiones. Lo único que quiere hacer es sentarse en casa frente a su computadora, lo cual es comprensible para mí, dado que yo también he lidiado con la depresión. Sé que esto te puede meter en un ciclo horrible. Pero mis padres no quieren presionarla para que vaya a la escuela, haga ejercicio o salga a la calle, porque les preocupa que el estrés la lleve a otro intento de suicidio. ¿Algún consejo sobre cómo sacarla de esta situación? Actualmente está reprobando todas sus clases y no podrá graduarse si sigue por este camino.

En primer lugar, quiero señalar que parece que estás tratando de asumir una gran responsabilidad parental, y me alegro mucho de que te hayas acercado a pedir ayuda. Realmente, lo que se necesita en esta situación es conseguir que más adultos se involucren en este proceso. Deberías hablar con tus padres sobre tus preocupaciones. O hablar con otro adulto de confianza que pueda proporcionar un apoyo seguro y motivador. También podrías hablar con un consejero escolar y considerar la posibilidad de buscar apoyo para tu propia salud mental. Ver sufrir a un ser querido es extremadamente doloroso.

Es muy difícil, como adolescente también, conseguir cambiar algunos de estos síntomas realmente desafiantes que está experimentando tu hermana. Creo que el papel de un hermano es estar ahí para proporcionar distracción ocasional, alivio a través de algo de diversión, compañía y formas básicas de apoyo. Si ella parece estar triste, puedes ofrecerle una bebida caliente, hacer algo que la distraiga, ver una película o salir a pasear.

Más allá de eso, es importante alertar a cualquier adulto responsable. El apoyo de los padres o de los adultos es necesario para evaluar el riesgo, asegurarse de que el entorno sea seguro, encontrar recursos de apoyo y proporcionar una estructura. Si bien no es tu responsabilidad lograr que tu hermana reciba tratamiento, puede marcar una gran diferencia si estás ahí para ella.

Si te preocupa cómo iniciar la conversación con tus padres, te sugiero que te apoyes en la idea de que todos están juntos en esto. Empieza por expresar tus sentimientos y preocupaciones por tu hermana. Intenta hablar acerca de cómo pueden animarla juntos. Muchos padres sienten como si caminaran sobre cáscaras de huevo y tuvieran que ser extremadamente cautelosos con los niños que han cometido un intento de suicidio. Tú puede sugerir a sus padres que investiguen cómo mantener a alguien a salvo al mismo tiempo que consiguen que inicie un tratamiento. Puedes animarlos a consultar los recursos del Child Mind Institute o de la National Suicide Prevention Lifeline. Hay algunas precauciones básicas de seguridad que tus padres podrían poner en práctica en el hogar y que disminuirían significativamente la probabilidad de otro intento de suicidio. Tener más conocimientos en esta área podría permitir a tus padres sentirse más cómodos presionando a tu hermana para que busque tratamiento.

La última revisión de este artículo se realizó el 28 de noviembre de 2022.