Lo sentimos, la página que busca no tiene versión en español. Puede hacer una nueva búsqueda o visitar la página de Temas populares.

Mi hijastro ha sufrido un trauma y ahora se está portando mal. ¿Es por el trauma o por algo más?

Respuesta de Erika Rooney, PsyD

P Mi hijastro ha pasado por algunos eventos traumáticos, y no sé cómo saber si está luchando contra eso o si tiene algún otro trastorno. Actualmente está estudiando en casa debido a un par de situaciones que ocurrieron en la escuela. Una de ellas fue golpear todo lo que había en el escritorio del director y encerrarse en un salón de clases. Se enoja muy rápido y hasta el extremo por cualquier cosa y en especial cuando siente que lo están señalando, molestando o avergonzando. Esto me rompe el corazón porque es un buen niño con un gran corazón. Le he comentado a su padre y a otros miembros de la familia mi preocupación y quieren atribuirlo a lo mal que lo ha pasado. Pero, ¿es ese el problema? ¿Solo necesita amor, paciencia y comprensión? Por favor, ayúdenme a decidir si debo insistir en que se le hagan pruebas para detectar problemas de salud mental o terapia, o simplemente seguir trabajando con él, asegurándole que está seguro y que es amado.

Puede ser difícil para los padres saber cuál es el mejor curso de acción cuando ven que su hijo tiene problemas, y las opiniones divergentes dentro de la familia pueden enturbiar aún más las aguas. Los comportamientos y el malestar emocional que describe son preocupantes y parecen ir en aumento, así que me alegro de que esté buscando ayuda. Sin conocer más detalles es difícil ofrecer una orientación específica, así que esto es lo que me gustaría que usted supiera.

El trastorno de estrés postraumático es una compleja gama de síntomas que son las secuelas de un evento traumático individual o de la exposición crónica a algo traumático. Un evento traumático puede ser una amenaza real o percibida de daño/muerte, negligencia o períodos aterradores de separación de los cuidadores. Algunos de los comportamientos emocionalmente reactivos y defensivos que usted describe podrían ser un signo de hipervigilancia e impulsividad, dos de los muchos síntomas que componen un diagnóstico de trastorno de estrés postraumático. Pero también podrían ser signos de algo más.

Independientemente de que los comportamientos actuales de su hijastro se deban a la exposición al trauma o a una combinación de otros factores, está claro que, de hecho, está luchando con una angustia emocional significativa en múltiples áreas, en particular la escuela y la familia, que son dos áreas principales de su vida. Esto significa que la intervención profesional es importante. Si bien puede ser un apoyo contar con familiares que comprendan que la exposición a traumas pasados puede afectar nuestra vida más adelante, debemos tener cuidado de no explicar su malestar simplemente por conocer su historia. Usted puede ayudar a otros miembros de la familia a saber que comprender sus experiencias pasadas es un buen primer paso en un proceso de varios pasos para apoyarlo.

Dado que su hijastro muestra signos de angustia significativa y que existe un historial de exposición a traumas, mi consejo sería realizar una evaluación psiquiátrica exhaustiva. Una evaluación recogerá información de múltiples fuentes para ayudar a separar todas estas preocupaciones en el contexto de su historia de desarrollo y proporcionar un diagnóstico. Esa información servirá para elaborar un plan de tratamiento basado en evidencia que sea más eficaz para atender sus necesidades específicas.

Tanto si el resultado está relacionado con el trauma como si no, existen excelentes tratamientos cognitivo-conductuales para niños basados en evidencia que enseñan a los niños habilidades de afrontamiento eficaces para manejar la reactividad emocional y ayudarlos a sentirse más en control y mejorar su funcionamiento general. En estos tratamientos suelen participar los cuidadores, para ayudar a los niños a aprender a utilizar estas habilidades en la vida cotidiana. Proporcionar el amor, la paciencia y la comprensión que usted describe es siempre importante y será una base sólida para apoyarlo durante el tratamiento, y más allá.