Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Malentendidos comunes sobre la salud mental de los niños

Los problemas de salud mental pueden ser confusos, especialmente en los niños. Existe mucha información inexacta sobre los trastornos de salud mental y sus causas.

A continuación encontrará algunos puntos importantes que hay que saber sobre la salud mental de los niños y cómo puede ayudar el tratamiento.

  1. Los niños con problemas de salud mental no están “dañados”.

Tener un trastorno de salud mental o del aprendizaje no significa que un niño no pueda crecer siendo feliz y exitoso. Especialmente con un tratamiento temprano, los síntomas pueden reducirse o eliminarse y los niños pueden llegar a ser adultos saludables.

  1. Los problemas de salud mental no significan que su hijo sea débil.

Los trastornos de salud mental no indican el carácter de un niño de la misma manera que las enfermedades como la diabetes o el asma lo harían. Con las herramientas y el tratamiento adecuados, los niños pueden superar estos retos.

  1. Los trastornos de salud mental no son causados por una mala crianza.

Se cree que muchos trastornos de salud mental y del aprendizaje tienen causas biológicas. El entorno familiar del niño es importante y los padres pueden ayudar a los niños a recuperarse, pero los padres no tienen la culpa de los problemas de salud mental de los niños.

  1. Los niños no deberían tener que enfrentarse solos a los retos de salud mental.

Los trastornos de salud mental son algo más que una mala racha o un mal humor. Los niños no tienen las habilidades ni la experiencia necesarias para gestionar la grave angustia y la disfunción que pueden causar los problemas de salud mental. Necesitan apoyo profesional y el tratamiento adecuado para prosperar.

  1. La terapia puede ayudar a los niños a sentirse mejor.

El tratamiento para la salud mental de los niños no es la antigua terapia de conversación. Hoy en día, el tratamiento se basa en la investigación científica y ofrece a los niños herramientas prácticas para afrontar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Los estudios han demostrado que estos tratamientos basados en evidencia, especialmente la terapia cognitivo-conductual, puede reducir o eliminar los síntomas y ayudar a muchos niños a sentirse mejor.

  1. La medicación es útil para algunos niños.

Algunas personas piensan que los médicos recetan medicamentos a los niños con demasiada frecuencia. Pero la medicación puede ser crucial para los niños con algunos trastornos, especialmente en combinación con la terapia conductual. Y para algunos niños con problemas graves de salud mental o de desarrollo, puede permitirles permanecer en la escuela y en sus hogares, en lugar de necesitar un tratamiento de internado.

  1. Los niños no suelen superar los problemas de salud mental.

Los niños con un trastorno de salud mental no tratado suelen experimentar síntomas peores a medida que crecen. La mayoría de los problemas de salud mental son más difíciles de tratar en la edad adulta, y por ello, recibir tratamiento durante la infancia puede dar lugar a mucho mejores resultados.