Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Un estudiante de kínder con mutismo selectivo se niega a usar el baño en la escuela. ¿Alguna sugerencia?

Respuesta de Rachel Busman, PsyD, ABPP

Q Nuestro equipo ha estado trabajando desde el otoño con un estudiante de kínder que tiene mutismo selectivo y hemos visto progresos en su capacidad del habla. Pero un segundo desafío/ansiedad que se ha presentado es su rechazo a usar el baño en la escuela. Ha declarado explícitamente al psicólogo escolar que nunca usará los baños ahí. Iniciamos un plan para recompensarlo cuando una vez fue al baño de la enfermería. Estuvo dispuesto a hacerlo y lo hizo con éxito, pero sigue negándose a usar el baño de la escuela. Ha habido algunos accidentes durante la jornada escolar y estamos preocupados por la salud de su vejiga, así como por la vergüenza que siente cuando tiene un accidente. Además, se niega a cambiarse la ropa mojada después de tener un accidente, y sacarlo de la clase lo lleva a hacer un berrinche. ¿Tiene alguna sugerencia acerca de cómo podemos ayudarlo a usar el baño en la escuela?

Muchas gracias por ponerse en contacto con nosotros. Parece que han tenido un gran progreso con este estudiante, lo cual es fabuloso. Me alegra saber que, cuando él dijo que nunca usaría el baño, ustedes siguieran trabajando con él. Al parecer, elegir un baño privado y más alejado es un buen punto de partida.

Muchos de los niños con los que trabajamos que tienen mutismo selectivo también tienen algunas dificultades para usar el baño. A veces esto está relacionado con la ansiedad por usar el baño y otras veces es más ansiedad social. Por ejemplo, los niños se preocupan por cosas como: “¿Sabe alguien más que voy?” o “¿Podrá alguien oírme?”.

Me encanta el enfoque que usan, donde él obtiene recompensas por entrar en la enfermería e incluso en el baño. Es una buena manera de reforzar y dar forma al comportamiento que quieren ver. Pueden hacer lo mismo ayudándolo a practicar a cambiarse de ropa en la escuela. Por ejemplo, él podría salpicar un poco de agua en su ropa y luego practicar el cambio de ropa y obtener una recompensa. El objetivo es que practique cambiarse de ropa después de mojarse en la escuela, sea cual sea la razón.

Sus padres también deberían involucrarse en estas estrategias. Si pueden, mamá o papá deberían venir a la escuela fuera del horario escolar, cuando hay menos personas alrededor, para ayudarlo a practicar el uso del baño en la enfermería y a cambiarse de ropa. Ya está acostumbrado a hacer estas cosas con sus padres, y ellos pueden ayudarlo a practicar mientras está en la escuela. Es importante que haya mucha práctica.

Dependiendo de la frecuencia de sus accidentes y la cantidad de angustia que se asocie a ellos, su familia también puede querer usar los pañales tipo calzón mientras está aprendiendo a usar el baño en la escuela. El uso de un pañal de este tipo no es de ninguna manera la solución, pero si los accidentes ocurren a menudo y son molestos, pueden ayudar mientras tanto.