El hijo de Melanie, Kyle, ahora de 16 años, es un varón transgénero que hizo público el cambio cuando tenía 13 años.

¿Cómo se enteró de que Kyle era transexual?

Eran las vacaciones de verano después del séptimo grado. Y recibí un mensaje de la mamá de una de sus amigas que decía: “Solo quiero que sepas que tu hija le está diciendo a mi hija que cree que es hombre: que él cree que es transgénero”.

¿Cuál fue su reacción?

Dije: “Espera, ¿qué?” Y fui a hablar con él, y estaba muy molesto de que me lo hubieran dicho. Se sintió muy atacado. Mi reacción no fue de enojo, pero él definitivamente sintió la energía que salía de mí, que era como si le dijera: “No estoy cómoda con esto”. En realidad, yo no estaba aceptando lo que él era. Tuve muchas, muchas dificultades durante un año. Simplemente pensaba: “No voy a preguntarle sobre esto, porque solo quiero ver si desaparece por sí solo”.

¿Cómo él hizo público que es un hombre trans?

En el verano después del octavo grado fue a un campamento, y en el segundo día, en su cabaña solo de niñas, les anunció que es transexual, y que quiere que todos lo llamen Kyle y se refieran a él en masculino.

¿Cómo lo manejó usted?

Pensé, está bien, creo que decidió dejar de esperarme. Decidió: “Solo voy a hacer lo que yo quiero hacer”. Y estoy muy, muy orgullosa de él por eso. Pensé, esto será una prueba. Es una manera de ponerlo a prueba, fuera de la escuela, y entre todos sus amigos, familiares y todo.

¿Qué la ayudó cuando estaba luchando con esto?

Antes de que Kyle comenzara el primer año de la preparatoria (high school) en una nueva escuela, le pregunté: “¿Quieres ir a la escuela como hombre?” Y él dijo que sí. Y eso fue realmente aterrador. Entonces fui a un grupo de apoyo para padres de niños LGBT, y recuerdo haberles dicho: “Estoy realmente aterrada, porque una vez que llame a la escuela y les diga, siento que es un tren del que no podré bajarme”.

Y me dijeron: “Ya estás en ese tren”. Y eso me dio mucha claridad. Creo que reconocer eso hizo las cosas mucho más fáciles.

¿Cuál ha sido el mayor reto para usted?

Al principio, lidiar con todo esto fue un desafío. Pero ahora lo que me preocupa son sus relaciones. Es más difícil para él encontrar amigos, porque es como una rareza para la mayoría de los niños. No encaja completamente con las niñas, no encaja completamente con los niños. Y también me preocupa que, a largo plazo, tenga una relación amorosa, alguien que sea realmente especial y maravilloso y bueno para él. Dicho esto, él tiene actualmente una relación con una novia encantadora. Es un novio increíblemente considerado y cariñoso, y estoy muy orgullosa de él por eso.

¿Y qué ha sido lo más sorprendente?

Creo que lo más sorprendente para mí es lo bien que estamos todos desde que dejamos de luchar contra ello. Es mucho más fácil de lo que solía ser. Y creo que si lo hubiera sabido antes, habría sido un poco más fácil. Ya sabes, dejarse llevar por la corriente.

¿Cómo fue que dejó de luchar?

Fue algo de momento a momento para mí. Pensaba: “¿Qué necesita mi hijo ahora mismo en este momento en particular?” Y yo hacía esa cosa. Y luego, al siguiente momento, puede ser que necesitara algo más, y que fuera algo complicado para mí, pero es lo que mi hijo necesitaba. Es solo pasar por esos momentos, ¿sabes? Y tratar de estar ahí para tu hijo. Hice tanto como pude, sin traer a su mundo mi propio duelo y mi propio dolor.

¿Kyle estaba impaciente con su progreso?

Mi esposo lo llevó a Radio Shack, y consiguieron materiales para hacer una cajita, para que Kyle pudiera construir un timbre. Cuando presionaba un botón, sonaba: “Riiiiing”. Entonces, cada vez que alguien de la familia confundía su género, él presionaba el botón. Parecía querer decir: “¡Gente, aliniense!”.

¿Qué consejo le daría a otros padres?

Diría un par de cosas. Una es que está bien afligirse. Está bien estar muy, muy triste, y aún así amar y apoyar a tu hijo. Y otra cosa que diría es que se informen sobre el tratamiento médico, las hormonas y todas esas cosas, porque es posible que deseen comenzar ciertas cosas en determinados momentos de sus vidas, para reducir al mínimo el estrés físico y el dolor emocional que sienten los niños al estar en un cuerpo que ha madurado de cierta manera.

¿Qué responde si alguien le dice que ser transgénero está mal?

Depende de cuán involucrada esté la persona en este punto de vista. A veces, eso significa simplemente no involucrarse con esa persona. Frecuentemente encuentro personas que se equivocan al pensar que esto es “raro” o que es una “fase”. Les falta comprensión, y nunca han conocido a una persona transgénero. A veces, algunos conocidos han criado a personas transgénero en el ejército o en la iglesia. Hasta ahora, siempre he aprovechado la oportunidad para hacerles saber que mi querido hijo es transgénero. Mis intenciones son siempre educar, y quitar los obstáculos que pueda haber en el futuro de mi hijo. Por lo tanto, me expreso con gentileza en mi voz, sin ira.

¿Cómo está Kyle ahora?

En general, comparado con el lugar donde estaba antes de que ninguno de nosotros supiera que era transexual, está años luz mejor. Antes, no tenía forma de saber lo que era. No tenía palabras para ello. Y luego se enteró y dijo: “Oh, Dios mío, eso es lo que soy”.

Ahora, está mucho más en paz. Es un chico increíble. Y no podría estar más orgullosa de él.