Todos los niños han tenido problemas para dormir en algún momento, sin embargo, para algunos niños la falta de sueño es un problema grave. El insomnio se caracteriza por dificultades constantes para dormirse o quedarse dormido.

Los problemas causados por la falta de sueño se reflejan en otras áreas de la vida de los niños y los adolescentes, causando problemas conductuales, perjudicando su vida social y escolar, y haciendo que les sea difícil funcionar normalmente.

Síntomas

  • Dificultad para dormir a la hora de acostarse
  • Despertarse repetidamente durante la noche y tener problemas para volverse a dormir sin la intervención de un adulto
  • Despertarse demasiado temprano e no poder volver a dormir

Problemas que puede causar el insomnio

Tratamiento para el insomnio

Ayuda en el hogar:

Si usted piensa que su hijo podría tener insomnio hay una serie de intervenciones útiles que puede intentar en casa:

  • Fijar una hora habitual para irse a dormir
  • Restringir alimentos y bebidas con cafeína
  • Manejar el entorno de su hijo: asegurarse de que los relojes y las pantallas estén ocultos, encontrar una temperatura confortable y hacer lo posible por reducir el ruido y la luz
  • Ayudar a los niños a aprender técnicas de relajación

Terapia:

Un terapeuta cognitivo-conductual puede trabajar con usted y con su hijo para ayudarlo a aprender cómo manejar las cosas que lo estresan y formar nuevos hábitos de sueño. Rara vez se recomienda medicación para niños y adolescentes con insomnio.

Suscríbase al boletín semanal.