Trabajando con la escuela

Muchas veces los niños experimentarán síntomas de TOC en la escuela. Si este es el caso de su hijo, será útil que su escuela participe con tratamiento. A menudo, el primer paso es ayudar a los maestros y administradores de la escuela a comprender el TOC. Educar a la escuela es particularmente importante porque muchos comportamientos asociados con el TOC pueden confundirse con otra cosa, como comportamiento de oposición, problemas de aprendizaje u otro trastorno. Por ejemplo, los síntomas del TOC de un niño pueden distraerlo, lo que podría parecerse al TDAH, o hacer que se demore mucho en tareas y pruebas, lo que podría parecer un problema de aprendizaje. Un estallido emocional puede ser causado por otro estudiante que desencadena su TOC. Cuando los maestros comprendan cuáles son los desafíos particulares de un niño, y que no solo está siendo difícil, estarán en mejores condiciones para ayudarlo.

El médico de su hijo debe poder brindarle consejos específicos sobre la mejor manera de trabajar con la escuela, incluida la explicación de los desencadenantes del TOC de su hijo, establecer un plan sobre cómo el maestro puede ayudar a su hijo si siente que se presentan sus síntomas y minimizar cualquier problema o desafío de la conducta. Los médicos a veces van a la escuela para ayudar a capacitar a los maestros sobre cómo apoyar a un estudiante con TOC.

El médico de su hijo también puede sugerir estrategias para ayudarlo a enfocarse en el aprendizaje, como asientos preferenciales y salas privadas de evaluación para minimizar la distracción, o tiempo extendido en pruebas y ensayos escritos, y el uso de una computadora portátil para minimizar las consecuencias negativas del perfeccionismo.