Trastornos relacionados

No es raro que los niños con TOC tengan dificultades con más de un trastorno. La depresión, los trastornos alimentarios y el trastorno de pánico pueden ocurrir con frecuencia junto con el TOC. Si su hijo es diagnosticado con múltiples trastornos de salud mental, es importante que reciba un tratamiento especializado para cada trastorno. La terapia cognitiva conductual para el TOC, por ejemplo, ayudará al niño con su TOC pero no le ayudará con su depresión.

Durante el diagnóstico se debe tener cuidado al determinar si el niño solo tiene un trastorno obsesivo compulsivo, o si el niño tiene TOC y otro trastorno, o tal vez un trastorno similar al TOC pero que en realidad es un trastorno separado como el TOC de inicio agudo o un trastorno en el “espectro obsesivo compulsivo”.

El espectro obsesivo-compulsivo

Existe un espectro de trastornos que comparten algunas características con el TOC y se tratan de manera similar. Éstos incluyen:

  • Tricotilomanía
  • Síndrome de Tourette
  • Trastorno de Ansiedad por Enfermedad (o Trastorno de Síntomas Somáticos)
  • Acaparamiento
  • Trastorno Dismórfico Corporal
  • Trastorno por excoriación (pellizcarse la piel)
  • Tics crónicos

Si bien estos trastornos tienen características clínicas similares, y algunos expertos creen que pueden tener las mismas causas neurobiológicas subyacentes que el TOC, difieren del TOC en ciertas formas y, por lo tanto, requieren un tratamiento especializado.

Una distinción que vale la pena hacer es entre el TOC y otros dos trastornos que involucran pensamientos obsesivos: Trastorno de Ansiedad por Enfermedad (cuando el niño está obsesionado con la idea de que tiene una enfermedad grave a pesar de no tener síntomas) y Trastorno Dismórfico Corporal (el niño se obsesiona con un defecto menor o imaginario en su apariencia). La diferencia radica en qué medida el niño cree sus pensamientos. Por ejemplo, una niña con TOC puede saber que sus obsesiones son irracionales y, sin embargo, tienen tanta ansiedad que siente la necesidad de realizar compulsiones para reducir la ansiedad de todos modos. Sin embargo, un niño con trastorno de ansiedad por enfermedad o trastorno dismórfico corporal puede creer que sus pensamientos se basan en la realidad.

Los niños con estos trastornos generalmente necesitan terapia cognitiva y estrategias para comprender la irracionalidad de sus obsesiones antes de que puedan comenzar la terapia de prevención de exposición y respuesta. Si reciben ERP antes de estar cognitivamente preparados para ello, su ansiedad puede empeorar con el tiempo.

El acaparamiento, el pellizcarse la piel, la tricotilomanía y los trastornos de tics, incluido el síndrome de Tourette, pueden tratarse mediante la exposición y la prevención de la respuesta y otras estrategias de comportamiento.