Las escuelas están obligadas por ley a proporcionar servicios y planes de educación adecuados a los niños que reúnan determinados requisitos, pero puede resultar difícil entender el tipo de ayudas incluye y quién puede optar a ellas. Conocer las dos leyes que garantizan dichas ayudas es un buen punto de partida.

La primera, conocida como plan de la Sección 504, garantiza “ayudas razonables” a niños con problemas de aprendizaje.  Para optar a la Sección 504, su hijo tiene que demostrar que tiene alguna discapacidad que limite de forma importante en una o más “actividades cotidianas esenciales”, esto incluye hablar, escuchar, concentrarse, leer o escribir.

Según las necesidades de su hija, su plan de la Sección 504 podría darle derecho a una amplia gama de servicios, tales como asientos especiales, un lugar tranquilo para realizar los exámenes, descansos adicionales, acceso a una computadora, otros libros de texto, diferentes formatos de exámenes y mucho más. El objetivo del plan de la Sección 504 es permitir que los niños con problemas de aprendizaje puedan participar en el currículo escolar general.

Si su hijo tiene algún problema de aprendizaje o trastorno psiquiátrico que perjudique su progreso escolar, es posible que pueda optar a otra ley, la Ley de educación para personas con discapacidades, o IDEA por sus siglas en inglés. La ley IDEA promete “educación adecuada y gratuita” a niños con determinadas discapacidades reconocidas por la ley. Las categorías de discapacidades incluidas en la ley IDEA son:

  • Autismo
  • Discapacidad auditiva o visual
  • Retraso en el desarrollo (ya sea físico, cognitivo, social o de comunicación)
  • Trastorno emocional (abarca muchos trastornos psiquiátricos, tales como ansiedad, depresión, trastorno obsesivo-compulsivo y esquizofrenia)
  • Discapacidad intelectual
  • Discapacidad ortopédica
  • Otros problemas de salud que puedan ser causa de discapacidad (como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y el síndrome de Tourette)
  • Dificultades específicas del aprendizaje
  • Trastorno de la comunicación (del habla o del lenguaje, incluyendo el tartamudeo)
  • Traumatismo cerebral

Aunque la ley IDEA incluye disposiciones para la financiación pública de la educación especial y servicios especiales, todos los niños que reúnan los requisitos tienen derecho a ellos, tanto si están matriculados en escuelas públicas como privadas. Incluso los niños matriculados en escuelas privadas pueden obtener ayuda a través de su distrito escolar local.

Tras una evaluación para determinar si hijo reúne los requisitos de la ley IDEA, usted, los representantes de la escuela y los profesores (y cualquier otro profesional externo de su elección) elaborarán un Plan de Educación Individualizado, o IEP por sus siglas en inglés.  Se trata de un plan de acción, revisado anualmente, que describe el enfoque académico que todos convengan es el más adecuado para su hijo. Un IEP puede incluir profesores con formación especial, métodos de enseñanza especiales, servicios como tiempo extra para los exámenes, y todo aquello que se considere apropiado.

  • Was this helpful?
  • Yes   No