Ask An Expert / Desafíos de la crianza

Mi hija de 12 años se comporta como si fuera mucho mayor de lo que es. ¿Cómo puedo frenarla?

Empiece por hablar abiertamente con ella sobre sus sentimientos

Tengo problemas con mi hija de 12 años que quiere ser y actuar como si fuera mucho mayor de lo que es. Está obsesionada con su cabello y su maquillaje y quiere llevar ropa un poco llamativa. Es una niña muy inteligente, que sobrepasa las expectativas de su edad. No sé cómo controlarla. Es hija única y su padre y yo nunca hemos tenido una muy buena relación. No le gusta socializar con sus compañeros de clase, ya que los considera demasiado inmaduros. Realmente creo que ha llegado el momento de una terapia seria. Cualquier sugerencia sería muy apreciada.

Parece una situación difícil. Su hija está en una edad en la que ya no es una niña, pero tampoco es todavía una adolescente. Que se preocupe mucho por su cabello y el maquillaje, y por cómo luce es normal para su edad. En la cultura actual, en la que los niños, incluso los más pequeños, se ven bombardeados por imágenes en los medios de comunicación sobre lo que se considera bello y “cool”, es difícil que no se preocupen por su aspecto. Por desgracia, estas imágenes en los medios de comunicación son a menudo insinuantes y llamativas. Los niños más pequeños, incluidos los preadolescentes como su hija, no suelen tener el desarrollo cognitivo necesario para comprender los riesgos potenciales de vestirse de forma llamativa. Aquí es donde usted, en calidad de padre o madre, entra en juego.

Hable con su hija de sus preocupaciones. Hágale saber que es normal que intente diferentes estilos para averiguar qué es lo que le gusta, y que usted quiere que se exprese, pero dentro de lo razonable. Tal vez pueda sugerirle que “juegue a vestirse” dentro de la comodidad y la intimidad de su casa, pero que no se ponga ciertas cosas en público. No tenga miedo de poner límites. Por ejemplo, puede decirle que como preadolescente o adolescente es importante llevar ropa que no sea demasiado reveladora porque demuestra que respeta su cuerpo y que los demás también deberían hacerlo.

Al centrarse en su aspecto y su estilo, está tratando de averiguar quién es. Esto es normal para su edad y una forma de “probar” diferentes identidades o personalidades para averiguar cuál es la que mejor le sienta. Sin embargo, eso no significa que todo lo que elija ponerse sea apropiado para su edad. De nuevo, aquí es donde usted, como padre o madre, puede poner el límite y decirle que no puede salir de casa con ciertas prendas.

Puede que ella no esté de acuerdo con lo que usted dice, y eso está bien. Dígale que entiende que ella piense que ciertos estilos son aceptables, pero que como su padre/madre no cree que sean apropiados para una niña de doce años. Considere la posibilidad de ofrecerle un compromiso: tal vez la llevará de compras para que encuentre algunas prendas nuevas que a ella le parezcan bonitas y que a usted también le parezcan adecuadas para que las lleve una niña de doce años. Y recuerde que usted es su padre o madre, así que puede decidir qué ropa le compra.

En cuanto a la socialización, está bien que no le caigan bien todos los niños de su clase. Sin embargo, es importante que tenga unos cuantos amigos de edad similar con los que pueda conectar y establecer vínculos.

Anímela a pasar más tiempo con gente de su edad. Tal vez podría preguntarle qué le gustaría hacer para divertirse con sus amigos, y luego invitar a uno o dos niños que ella crea que también les gustaría hacer eso. También debería explicarle que tal vez ella tenga que hacer algunas cosas que a ellos les guste hacer, porque ser flexible y ser capaz de dar y recibir es una parte de ser una buena amiga.

También ha dicho que su hija quiere ser mayor en general. Esto es bastante comprensible, muchos de nosotros nos sentíamos así cuando éramos niños. Si recuerda haberse sentido así, dígaselo a su hija. Intente enfatizar las cosas positivas de tener doce años. Por ejemplo, como niña de doce años tiene menos responsabilidades, la escuela es manejable y su único trabajo real es la diversión. Cuando sea mayor y esté en la high school, habrá más exigencias en la escuela y tareas en la casa.

Es importante que usted y su cónyuge estén de acuerdo. Es mejor presentarse como un frente unido en cuestiones de crianza. Si a él le parece bien cómo actúa y se viste, intente discutir sus preocupaciones con él antes de hablar con ella.

Por último, es posible que su hija esté buscando algo de atención complementaria. Le recomiendo que usted y su padre pasen cada uno algún tiempo de calidad a solas con ella. Pueden hacer algo apropiado para su edad que ella quiera hacer, y tal vez convertirlo en un evento regular. Mucho de lo que está describiendo es bastante normal, así que yo empezaría con estas sugerencias primero, antes de llevarla a ver a un terapeuta.